01 enero 2009

Enero para Marchino

Al cuchillo de enero, se le guarda en el cajón.

Al acantilado acerado de enero, se le cambia por una verde pradera.

Del frío enero, uno se abriga con una manta de abrazos.

Al ciego enero, se le da un bastón de nubes de algodón, para que encuentre un camino más dulce.

A los picos saltones y entrometidos de enero, se los derrite con un sol de chocolate.

A la acera dura de enero, se la cubre con una alfombra roja y mullida.

A la cuesta de enero, se la mira desde arriba.

A las malas nuevas de enero, se les leen cuentos bonitos.

Y al estridente chillido de enero, se le cantan nanas escritas con miel.

Feliz cumpleaños, Marchino.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Wow nunca había visto tantos versos dedicado a mi mes! Y está en consonancia con uno de mis propósitos del 2009: ¡tener una actitud positiva!
Ya me dirás el origen del poema.
Muchas gracias por lo que me has dedicado y por estar presente esta noche!!
Tu Marchino

la_ranaverde dijo...

Bueno, Marchino, me alegro de que te haya gustado mi regalo. Como ya te comenté, todos los textos e imágenes que aparecen en La_RanaVerde son míos. Y este último es para celebrar tu cumpleaños ;-)

Ra dijo...

¡Ay qué bueno esto del mes de enero! Cada vez me dejas más boquiabierto con tus dotes poéticas, rana_verde, ¡¡yo quiero otro dedicado a mí!!
Lo mejor lo de la cuesta de enero; lo pondría en una valla publicitaria, o en los autobuses catalanes, como van a hacer los ateos esos. Feliz año nueve.

Alĉjo / Alex dijo...

Para octubre yo tambien quiero uno... al final vas a tener mucha demanda verda rano!!! Kison!