17 junio 2007

Qué






Qué sucedió para que guardéis esas puertas.

Qué sueño os mantiene durmiendo, que no despertáis.

A qué mundo pertenecéis, que veo un reflejo de lo que fuimos y de lo que está por llegar.

Qué humanidad os queda, si cuando os miro me parecéis bellas y terribles.

Qué mano os sumió en esa sedencia perpetua.

Qué sabéis, para aceptar esa constante permanencia.

Hijas y hermanas del granito, custodias de la vida que no tenéis.

Sois pura fuerza contenida -¿contenida?- por la mano de Morfeo.

Sed.

8 comentarios:

Antonio dijo...

Tu blog es muy poético.

Anónimo dijo...

Me gustan tus fotografías. La forma en la que te vas acercando a los objetos.

Fran dijo...

Curiosa imagen. Veo un símbolo en esas figuras de humanos reducidos a cosas: seres humanos utilizando a otros para hacerlos cosas.

Anónimo dijo...

Eres Zen, Deif.
Vi estas Zeno, Defĉjo.

Kison de via amiko JaN!!

Anónimo dijo...

Querido David, qué tal va todo? Bueno, decirte que tu
blog es maravilloso. Ya sabes que cambiaste mi forma
de ver cuaquier rincón de la ciudad; cada vez que me
fijo en algo me acuerdo de tí, cómo saboreas la mínima
cosa y encuentras belleza en ella. Creo que no he
conocido a nadie tan sensible como tú. de nuevo
enhorabuena con tu blog. Por cierto, la moto de los
muñequitos la he visto por Madrid en varias ocasiones,
es una pasada.

Un besazo de tus chicas madrileñas. Esther y Marta

Raúl dijo...

De piedra como las esfinges me he quedado al leer tu blog, porque me desvela al David poeta que estaba oculto. No salgo de mi asombro. Si sigues en esta linea, en unos meses asistiremos a la presentación de tu primer libro de poesía...
Ahora tus lectores estamos impacientes por la siguiente actualización. ¡No nos abandones!

Aire dijo...

"Sedencia perpetua" la de tu piel suave, dulce amigo.

Juanjo dijo...

¿Te acuerdas de mí? Hola David. Genial, sencillamente genial. Un saludo desde, ya, mi pueblo.